De Interés

 

Tocata y fuga
Por Martha Cotoret

Mario Vargas Llosa se fue del país sin haber compartido con los venezolanos sus impresiones del montaje local de Al pie del Támesis. El escritor estuvo menos de 24 horas en Caracas, donde ofreció una rueda de prensa antes de asistir a la función sabatina de la obra de su autoría.

Estaba previsto que Vargas Llosa asistiera a un cóctel posterior a la función, pero la ocasión no se concretó. El autor abandonó discretamente la sala de teatro del Trasnocho Cultural, sin firmar libros ni tomarse fotos.

Antes de la función comentó que recurrió a los fantasmas emocionales para abordar el tema de la identidad.

"Me planteo si la identidad es algo con lo que se nace, o se trata de un aspecto que se va creando durante la vida y que puede cambiar con el tiempo".

La pieza parte de una anécdota real que le contó Guillermo Cabrera Infante. Su amigo Esdras Parras lo visitó en una ocasión en Londres, convertido en mujer. Cabrera Infante le confesó luego al autor de La casa verde que cometió muchas imprudencias en esa conversación. "Tenía mucho tiempo dándole vueltas a esta obra; éste era el eslabón que necesitaba", explicó Vargas Llosa.

En el escenario, Chispas Bellatín y Raquel Saavedra se reencuentran en una suite del Hotel Savoy, en Londres.

Entre risas, llantos y discusiones, Chispas se da cuenta de que la mujer que tiene enfrente no es más que su amigo de la infancia, Pirulo, a quien tenía 30 años sin ver.

A partir de este momento, el peso del montaje recae sobre el ambiente psicológico de los personajes. Chispas reconoce que no ha podido ser feliz desde la partida de Pirulo. El magnífico desenlace sorprende a los espectadores que no logran descubrir lo que esconde la historia.

Tal Cual, 18 de agosto de 2008

Share Compartir / Guardar

| Inicio | Nosotros | Críticas | De Interés | Repertorio| Premios | Videos | Enlaces | Contacto | Nota legal |

Todos los derechos reservados-2007. Grupo Actoral 80. Rif: J-00209816-3

Teatro Espacio 80. Sótano 1. Edif. San Martín. Parque Central. Caracas, Venezuela.