De Interés

 

 

 Sin Justicia no hay Nación.

por

Alberto Arteaga Sánchez

 

Sin justicia no hay Nación, sin justicia no hay democracia, ni Constitución. La justicia se encarna en seres humanos que deben decidir las diferencias que se plantean en la sociedad, superando el plano de la venganza y evitando el caos que genera la impunidad…

Pero la justicia enfrenta retos de dramáticos y extremos conflictos como los que se suscitan entre vidas de seres inocentes, en la alternativa de la salvación de unos, a costa del sacrificio de otros.

TERROR aborda este tema y su autor, Ferdinand Von Schirach, con preciso conocimiento de la materia, deja en manos del público, en funciones de jurado, la decisión sobre la condena o absolución del Mayor Lars Koch, quién admitió el hecho de disparar sobre un  avión secuestrado por un terrorista, con 164 personas a bordo, para salvar a 70.000 espectadores congregados en un stadium de futbol de Alemania.

Las exigencias legales, el valor de la vida, los principios, las propias convicciones y las circunstancias concretas del hecho nos interrogan y cuestionan en torno a su decisión.

En todos los tiempos a partir del célebre caso de Carneades y la tabula uniuscapax, se ha planteado el conflicto entre bienes de igual valor o entre dos existencias humanas, sin que coincidan decisiones a cargo de jurados conformados por ciudadanos de a pie o por jueces profesionales, siendo igualmente diversas, en algunos casos, las circunstancias, como en el sacrificio de los pasajeros de la “Mignonnette” o el caso del “William Brown”.

Los ingredientes del terrorismo y sus emboscadas, la condición militar del acusado, juzgado por un tribunal civil, la observancia de la ley y los extremos de la necesidad o de la no exigibilidad de otra conducta por la anormalidad de las circunstancias en las que se actúa son temas de apasionante discusión.

Pero lo más importante es que el público, como jurado, debe asumir la responsabilidad de decidir si debe ser absuelto o condenado el Mayor Lars Koch.

En este momento de graves desajustes sociales, en el contexto de una sociedad con profundas grietas en su conformación, la justicia debe ocupar el primer plano que le corresponde como instrumento de sanación que nos permite avizorar un mundo mejor… un mundo más justo.

 

 

                 Alberto Arteaga Sánchez, Caracas, Julio de 2.016

Share Compartir / Guardar

| Inicio | Nosotros | Críticas | De Interés | Repertorio| Premios | Videos | Enlaces | Contacto | Nota legal |

Todos los derechos reservados-2007. Grupo Actoral 80. Rif: J-00209816-3

Teatro Espacio 80. Sótano 1. Edif. San Martín. Parque Central. Caracas, Venezuela.