Especial

Juan Carlos Gené

Gené cedió la voz al actor para siempre

El argentino, fundador del Grupo Actoral 80, falleció ayer

Por Ángel Ricardo Gómez

La dictadura empujó a Juan Carlos Gené a migrar de su Argentina natal en 1977. Se refugió desde entonces en Venezuela, donde hizo una prolífica vida artística. Regresó a su país en 1993 y ayer emprendió lo que el poeta español Juan Ramón Jiménez catalogara como el viaje definitivo... "Y estaré solo, sin hogar, sin árbol / verde, sin pozo blanco, / sin cielo azul y plácido... /Y se quedarán los pájaros cantando".

Gené deja un invaluable legado en los escenarios latinoamericanos, empezando por el Grupo Actoral 80, que creó en Venezuela en 1983. "El grupo nace cuando todavía las democracias eran muy pocas en Latinoamérica y estaban representadas varias nacionalidades (Verónica Oddó, su esposa, es chilena; él y Ricardo Lombardi, argentinos; otros, venezolanos). Por ello, nos propusimos que nadie cambiaría la música de su lengua", recordaba Gené vía telefónica, a propósito de los 25 años de la compañía, en 2008. Tres años antes había estado en el país para montar con el grupo El día que me quieras de José Ignacio Cabrujas.

Si el GA80 nació para combatir lo que él llamaba "la presencia polarizante y abarcadora del director", en 2005 afirmaba a El Universal: "La misión del director es crear el clima necesario para que los actores se expresen". Y en 2009 ratificaba que su principal misión era "construir un espectáculo perfecto donde además mi presencia no se note".

Nacido en Buenos Aires, el 6 de noviembre de 1929, Juan Carlos Gené comenzó su carrera como actor en la década de los 50, en la televisión.

En 1977 la barbarie política domina Argentina y debe refugiarse en Venezuela. "Yo lo hice en el momento en que me di cuenta de que en el mejor de los casos, iba a ser un muerto civil, vale decir, una persona a la que se le iba a impedir trabajar. Y en el peor de los casos, hubiera podido ser, porque ya los tiros pegaban muy cerca, un muerto biológico. Fui una de las pocas personas que tuvo el 'privilegio' de que se le comunicara personalmente la orden oficial de que no iba a poder trabajar en la televisión, por ejemplo", relató a El Universal en 2009.

Ese año se pronuncia desde Argentina por el retiro del apoyo estatal al GA80, que fue calificado de "pernicioso" por el Ministerio de la Cultura venezolano. "Ninguna supuesta revolución que se presuma reivindicatoria de intereses populares, tiene derecho a perseguir el disenso de esa manera", escribía. Cuestionaba, además, el desalojo del Ateneo de Caracas de su histórica sede.

Para el periodista será imborrable su imagen intimidante con un cigarillo en la mano y el verbo pausado diciendo: "Rehúyo de los debates, en general, porque creo que sirven para hacerse ver. Los debates políticos, sociológicos, antropológicos, son maravillosos para escribir ensayos sobre los autores; a los actores no les sirven para nada".


"Estábamos precisamente limpiando en la sede del Actoral 80 en Parque Central cuando nos enteramos de la noticia. Curiosamente, a Juan Carlos Gené le gustaba mucho esto, cargar cajas, ordenar, cosas que no tienen nada que ver con lo creativo", dijo Héctor Manrique, director del GA80.

"Sabía que Gené estaba delicado de salud, pero no que era tan grave. Planeaba incluso ir a Buenos Aires para visitarlo. ¿Qué te puedo decir? Aquí cobra sentido un texto de El día que me quieras, que fue lo último que dirigió para el grupo: '¿Cómo se llena un vacío?'".

"Gené fue mi maestro, mi amigo. Fueron 14 años de gran intensidad, de trabajo diario de 8 horas. Mi proyecto de vida es heredado de él. Yo siempre le decía que mi formación con él era renacentista porque no consistía en decirte cómo hacerlo, sino en darte las herramientas para que tú mismo lo hicieras".

"Fue un devenir de rigor, de coherencia, de respeto a uno mismo y lo que uno quiere hacer. Gené fue un militante de sus ideas y las defendía, y una muestra de ello fue aquel artículo titulado 'Fórmulas que Goebbels envidiaría', donde cuestionaba que el Estado retirara el apoyo al GA80 calificándolo de 'pernicioso'. Eso me hacía respetarlo".

"Creo que sostener una compañía que el año pasado tuvo cinco espectáculos, que superaron las 300 funciones, es el mejor homenaje que se le puede rendir a Gené. Seguir haciendo lo que hacemos, con libertad, con amor, seriedad, compromiso con la ética pública. De hecho, él decía que la mejor forma de celebrar sus 17 años en Venezuela era viendo a la compañía viva".

ACTOR, DIRECTOR, DRAMATURGO, MAESTRO...

• En sus inicios, Juan Carlos Gené actuó en televisión en Hamlet, Alta comedia, hasta debutar como director televisivo con Cosa juzgada, en 1969. Desde entonces, se expandió al cine y al teatro.

• En 1954 incursiona en la dramaturgia y crea Las aventuras de Pippo, pantomima en un acto, y la más importante, El herrero y el diablo, que recibió una mención especial de la Asociación de Críticos Teatrales de su país.

• Entre su filmografía figuran La Raulito y Golpes a mi puerta, coproducción argentino-venezolana, dirigida por Alejandro Saderman; en el teatro, tuvo una versión reciente por parte de Mimí Lazo Producciones. En los ándes se rodó La pluma del arcángel (2002), de Luis Manzo, basada en una obra suya.

• En 2010, dirigió y actuó en uno de los clásicos de Lorca, Bodas de sangre. El año pasado se puso al frente de otro clásico, esta vez de Shakespeare, Hamlet.

• Fue director de Canal 7 de Argentina y del Teatro San Martín de Buenos Aires, y presidió la Asociación Argentina de Actores y el Celcit.



 

  El Universal, 1 de febrero de 2012

Share Compartir / Guardar

| Inicio | Nosotros | Críticas | De Interés | Repertorio| Premios | Videos | Enlaces | Contacto|

Todos los derechos reservados-2007. Grupo Actoral 80. Rif: J-00209816-3

Teatro Espacio 80. Sótano 1. Edif. San Martín. Parque Central. Caracas, Venezuela.